El pasado sábado, 24 de julio, se celebró en la localidad leonesa de Salamón (Crémenes, León) la tercera “Velada trashumántica: Méritos por la Trashumancia“, que en esta ocasión homenajeó la figura de Manuel Rodríguez Pascual en un atractivo programa de actividades para todos los públicos donde la trashumancia volvió a ser el hilo conductor.

El evento, organizado por el Grupo Operativo Ovinnova con la Fundación Monte Mediterráneo al frente, trató de agradecer públicamente el trabajo realizado por Manuel Rodríguez Pascual en su trayectoria profesional y personal, dado que este ingeniero agrícola y doctor en veterinaria del CSIC, autor de numerosas publicaciones de referencia sobre la trashumancia y el mundo pastoril, siempre ha estado dispuesto a ayudar y compartir sus conocimientos con aquellas organizaciones que trabajan para la recuperación y conservación de la actividad trashumante.

El programa de actividades contó con intervenciones a cargo del biólogo Víctor Casas, que a través de la empresa “INDER: Iniciativas de Desarrollo Rural Integrado”, desarrolla numerosos proyectos de uso público, turismo cultural, educación ambiental e interpretación del patrimonio, fotografía y videoarte. Víctor incidió en la importancia de los caminos que fue abriendo Rodríguez Pascual con sus investigaciones y, sobre todo, «el ejemplo que significa para quienes nos consideramos naturalistas, defensores de la naturaleza, que no es tarea solo de grupos ecologistas o gobiernos, es tarea de todos, y en esta tarea común Manuel nos ha puesto en la senda buena». 

También participó del guionista de cine, narrador y poeta leonés Julio Llamazares conocido por sus novelas “Luna de lobos” y “La lluvia amarilla”. Julio fue contundente en una primera apreciación sobre Rodríguez Pascual. «He tenido la suerte de conocer a mucha gente en mi camino. Podría decir que de todos ellos solamente cinco o seis son sabios… y Manolo es uno de ellos, seguro, no hay más que escucharlo para comprobarlo. Pero además le adorna otra cualidad que suelen tener los sabios de verdad, la humildad, parece que te pide perdón por serlo»; mientras por lo bajo se le escuchaba decir al aludido: «no tanto».

Recordó Llamazares cómo conoció a Manolo, «que me pidió permiso para utilizar un poema mío en uno de sus libros; después tuve el privilegio de escribirle algún prólogo y, sobre todo, disfrutar de su amistad y esa sabiduría de la que he hablado».

Llamazares destacó la pasión que pone en su trabajo Manuel R. Pascual pero, sobre todo, que ofrece una visión optimista de futuro para que la lana vuelva a ser el “oro blanco”. Recordó el autor de ‘La lluvia amarilla’ una frase que repite Manuel R. Pascual, recordando que la lana «fue el oro blanco de León» para centrarse en otra faceta del estudioso: «No se queda en el lamento, ni mucho menos, apuesta por el futuro, para que la lana vuelva a ser el oro blanco» y parece que en este camino tendría mucha importancia la gestión que se está llevando a cabo desde el Grupo Operativo Ovinnova, que este año «ya ha subido 15.000 ovejas a diferentes puertos de montaña».

Además, en este bloque de intervenciones no pudo faltar el periodista y redactor en La Nueva Crónica de León Fulgencio Fernández quien incidió en otro aspecto humano de Manolo recordando «la tremenda generosidad que tiene con quienes llegamos en busca de noticias o datos. Siempre que Manolo me ha pedido que le haga una entrevista a alguien detrás hay un componente humano, o tiene un familiar enfermo y a ver si se anima, o está el personaje un poco alicaído y al verse en el periódico se da cuenta de que es importante lo que ha hecho. Jamás pide nada para él, siempre para esas gentes a los que cuida tanto como quiere».

Las intervenciones finalizaron con las palabras del propio Manuel Rodríguez Pascual que recibió de manos de la presidenta de la Fundación Monte Mediterráneo Ernestine Lüdeke,  algo que la organización quiso que se saliera de la tradicional placa y que recordara a la ocupación del protagonista de la jornada: un cencerro de oveja grabado con dos frases que completaban el reconocimiento con algo que a Manuel le hizo evidente ilusión: una estancia en una finca de ovejas merinas.

Un emocionado Manuel Rodríguez Pascual agradeció el homenaje a todos los implicados en el mismo y recordó su profunda implicación en las investigaciones. «Cuando en 1987 fui con un compañero a esperar a un rebaño trashumante en el Burgo Ranero era para subir con ellos hasta la majada, caminando; después me ha gustado mucho quedarme en los chozos, dormir con los pastores, conocer a sus familias, saber sus problemas. No hay mayor orgullo que llegar ahora a verlos, encontrar la puerta abierta y jamás me preguntan cuánto tiempo me voy a quedar, el que quiera».

Cerró R. Pascual su intervención con palabras de esperanza en el futuro. Recordó que si en Nueva Zelanda se llevaron nuestras merinas y se han convertido en una gran industria «en León tenemos todo lo necesario para poder hacerlo, sobre todo unos pastos espectaculares, como no los hay en ningún otro lugar».

Rodríguez Pascual, con el cencerro y rodeado de ganaderos, su esposa Elvira y la responsable de Ovinnova, Ernestine. Fotografía de FERNANDO OTERO. Fuente: www.diariodeleon.es/articulo/sociedad/lana-puede-ser-redencion-montana-leonesa/202107250133142132991.html

Paralelamente a estas intervenciones, durante toda la jornada los asistentes pudieron apoyar la producción artesanal y consumir de forma sostenible en el “Mercadillo trashumántico”.

Llegado el momento del almuerzo, los participantes saborearon un magnífico plato de cordero a la espalda cortesía de INTEROVIC y CORDEREX, así como otras delicias gastronómicas pastoriles.

Ya por la tarde se celebró un taller de lana con HilandoMamut, un proyecto de hilatura con el que su impulsor difunde conocimientos lanares como homenaje a las tradiciones heredadas de sus mayores.

Durante toda la jornada se contó con la compañía de buena parte del rebaño de merinas trashumantes de Francisco Morgado, protagonistas de la reciente hazaña de recorrer recientemente 580 km de la Cañada Real Leonesa Occidental durante 30 días atravesando 76 municipios, cinco provincias y tres comunidades autónomas entre los pastos de los Llanos de Cáceres y el puerto de montaña de “Las Pintas” en Salamón.

Fuente: Texto adaptado de La Nueva Crónica, Diario Leonés de Información General: www.lanuevacronica.com/solo-conozco-a-5-o-6-sabios-y-uno-es-manolo

Más información:

«La lana puede ser una redención para la montaña leonesa»

Archivo
Suscríbete a nuestro boletín de noticias

Grupo Operativo Ovinnova

“El grupo operativo OVINNOVA, ‘Un modelo innovador de negocio para la trashumancia, una práctica ancestral y necesaria’, ha recibido para su proyecto de innovación una subvención de 600,000.00 euros. El importe del proyecto es cofinanciado al 80% por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER) y al 20% por fondos de la Administración General del Estado (AGE), tal como se establece en el Real Decreto 169/2018, de 23 de marzo.”
Grupo Operativo Ovinnova
Grupo Operativo Ovinnova
La trashumancia como modo de vida. Descubre más acerca de lo que aporta al medio ambiente esta práctica milenaria.
To see the Instagram feed you need to add your own API Token to the Instagram Options page of our plugin.
Oops, something is wrong. Instagram feed not loaded